jueves, 22 de octubre de 2015

Baloncesto

Mediante esta lista de reproducción elaborada por Escuela Virtual de Deportes vamos a conocer el baloncesto, uno de los deportes más extendidos en el mundo. La altura de la canasta requiere de precisión en el tiro, jugadores altos y mates espectaculares. Las jugadas se suceden a un ritmo frenético y los puntos (canastas) se anotan sin descanso.



Fútbol sala

Mediante esta lista de reproducción vamos a conocer las características del fútbol sala, también conocido como futsal. Este deporte surgio como una adaptación del fútbol a un terreno de juego más reducido, para poder practicarse en una instalación cubierta y con menor número de jugadores necesarios. Las dimensiones de la pista hacen del futsal un deporte con acciones muy rápidas y de gran componente técnico.


Balonmano

Mediante esta lista de reproducción de iniciasport vamos a conocer las características del balonmano, un deporte colectivo de gran componente físico, con saltos espectaculares, jugadas muy rápidas y muchos goles.

En las siguientes imágenes vamos a conocer el terreno de juego y una infografía sobre este deporte.

http://3.bp.blogspot.com/-AH7gnKCt5HA/TcwrOHUJ6NI/AAAAAAAAAFk/YqETWiaiA1Y/s1600/balonmano_pista.png

http://4.bp.blogspot.com/-hV7qOwIKVwM/ULejNxFamcI/AAAAAAAAAEo/IWhYhcNHRvI/s1600/balonmano-full.jpg


En sus orígenes se jugaba con el mismo número de jugadores, porterías y terreno de juego que el fútbol.

jueves, 1 de octubre de 2015

La dieta mediterránea puede reducir hasta en dos tercios el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Un estudio realizado por investigadores españoles ha demostrado que seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra (cuatro cucharadas soperas al día) puede reducir hasta en dos tercios el riesgo de sufrir cáncer de mama.
Imagen: www.republica.com

De hecho, por cada 5 % más de calorías procedentes de este tipo de aceite se reduce en un 28 % el riesgo de padecer un tumor de mama, una de las causas de muerte más frecuente en las mujeres.

La investigación, coordinada por la Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), ha descubierto el valor preventivo de la dieta mediterránea contra el cáncer de mama, tras observar que cuando se suplementa con aceite de oliva virgen extra puede reducir en dos tercios el riesgo de desarrollar estos tumores.

"Es un hallazgo muy fuerte. Pocas veces tenemos una noticia tan agradable que dar a la sociedad", ha explicado en rueda de prensa el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Miguel Angel Martínez-González, coordinador del estudio y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA).

El trabajo, publicado en la revista 'JAMA Internal Medicine', se ha basado en un seguimiento a casi 4.300 mujeres españolas durante una media de 4,8 años.

No obstante, ahora debe constatarse con trabajos de muestras poblacionales más elevadas y que sean capaces de determinar si es la ingesta por sí sola de aceite de oliva virgen la que disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama o si, por el contrario, es el consumo de este tipo de aceite, pero enmarcado en una dieta sana como la mediterránea, el factor determinante en dicha reducción.


La dieta mediterránea es conocida por su abundancia de alimentos vegetales, pescado y aceite de oliva en especial. Hasta ahora se había estudiado la alimentación como uno de los factores de riesgo prevenibles de estos tumores, el más frecuente en mujeres, pero no había evidencia epidemiológica sobre si había factores dietéticos específicos asociados a un menor riesgo. 

Aceite de oliva virgen extra.

De 2003 a 2009, se reclutaron 4.282 mujeres de entre 60 y 80 años con un alto riesgo de enfermedad cardiovascular. Las participantes fueron asignadas al azar para seguir tres tipos de dieta: una mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, otra en el que además del aceite se incluían frutos secos, y una tercera dieta basada en recomendaciones de reducir la ingesta de grasas.



Al primer grupo se le recomendó seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra y para ello se regalaba a cada una de sus componentes un litro a la semana. Al segundo se le aconsejaba ingerir también una dieta mediterránea con este tipo de aceite, pero complementada con frutos secos (se les obsequiaba con 30 gramos al día). Y, finalmente, al tercer grupo o grupo control se le pedía que siguiera una dieta baja en grasas.



Los resultados pusieron de manifiesto que las integrantes de los dos primeros grupos presentaban un riesgo de tener cáncer de mama hasta dos terceras partes menor al que se vio en el tercer grupo analizado.


“El virgen extra es el único de los aceites de oliva con efectos antitumorales, según los autores de este estudio".


Esto se atribuye al aceite de oliva virgen extra (el único de los de oliva con componentes que según los autores de este trabajo han demostrado ser antitumorales) porque además de hacer seguimientos mediante entrevistas y controles grupales por parte de dietistas a las mujeres, se las sometió a análisis bioquímicos que demostraron que en efecto, consumieron más aceite de este tipo que el resto de sus compañeras.


Otros tipos de cáncer.

El trabajo pretende ir más allá y seguir analizando la relación entre el consumo de aceite de oliva y otros tipos de cáncer, por lo que sus investigadores analizan ya otros resultados relativos a la ingesta del aceite de oliva virgen extra y el tumor maligno colorrectal, el de pulmón, próstata y estómago.

Fuente: www.rtve.es