viernes, 12 de julio de 2013

Con respecto al ejercicio semanal, el tiempo tiene mayor importancia que la frecuencia.

Los participantes de un estudio tenían el mismo riesgo de enfermedad, sin importar de qué manera se distribuían los 150 minutos de actividad.

Buenas noticias para los guerreros del fin de semana: la cantidad de veces que se hace ejercicio a la semana no es tan importante como hacer los 150 minutos recomendados de actividad física, según un estudio reciente. 
 
Los investigadores observaron a más de 2,300 canadienses adultos a fin de determinar si la frecuencia con que hacían ejercicio afectaba a su riesgo de diabetes, enfermedades cardiacas y accidente cerebrovascular. Se clasificó a los participantes como frecuentemente activos (de cinco a siete días a la semana) o infrecuentemente activos (de uno a cuatro días a la semana).

Las personas que realizaban 150 minutos de ejercicio en unos pocos días durante la semana no estaban menos sanas que las que se ejercitaban más a menudo, según el estudio publicado en la edición del 20 de junio en la revista Applied Physiology, Nutrition and Metabolism.

"Los hallazgos indican que no importa la manera en que los adultos eligen acumular los 150 minutos semanales de actividad física", afirmó el Dr. Ian Janssen, de la Universidad de la Reina en Kingston, Ontario, en un comunicado de prensa de la revista.

"Por ejemplo, una persona que no realizaba ninguna actividad física de lunes a viernes pero que era activa durante 150 minutos a lo largo del fin de semana obtendría los mismos beneficios de su actividad que alguien que realice 150 minutos de ejercicio físico durante la semana haciendo de 20 a 25 minutos al día", explicó.

"Lo importante es que los adultos deberían realizar al menos 150 minutos de actividad física a la semana en cualquier momento que encaje con su horario", añadió Janssen.

 Fuente: MedlinePlus

viernes, 5 de julio de 2013

Técnica de carrera, tipos de pisada y zapatillas.

La carrera es una de las formas básicas de locomoción del ser humano y uno de los contenidos más usados en Educación Física. Por lo tanto, es imprescindible que sepamos realizar la técnica de carrera correctamente y que utilicemos unas zapatillas deportivas adecuadas para nuestro tipo de pisada con el objetivo de obtener el máximo rendimiento y disminuir el riesgo de lesiones.

Biomecánica de la carrera.
 

Diferencia entre el impacto sufrido por las articulaciones al amortiguar con el talón y con el metatarso.

 Forma de pisar y zapatillas.
 

 Fuente: Youtube